Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas Asociación Europea de Fiestas y Recreaciones Históricas
Colaborador de las Alfonsadas Colaborador de las Alfonsadas Colaborador de las Alfonsadas

Las Alfonsadas - Representación Medieval - Reconquista de Calatayud

n el año 1117, Alfonso I "El Batallador" inicia la campaña contra Zaragoza, con la ayuda de parientes como de su cuñado GuillermoIX de Poitiers, Duque de Aquitania, y caballeros del Midi, en el Sur de Francia, además de navarros, aragoneses y de hombres de Vizcaya y Álava.

La ciudad de Zaragoza se entregó el 18 de diciembre de 1118.

Así pues el "Batallador" se proponía asediar Calatayud, sitiándola en el año 1119, pero debió salir al encuentro de un ejército almorávide enviado por el emperador Alí Ben Yusuf receloso de los éxitos del aragonés como último intento de frenar el avance cristiano. La batalla tuvo lugar en Cutanda, a 50 kilómetros al sureste de Calatayud, el 17 de junio de 1120 y el triunfo cristiano fue rotundo. Acto seguido como consecuencia de la victoria, el 24 de junio de 1120, se entregaban las ciudades de Calatayud y Daroca y la totalidad de los valles del Jalón y del Jiloca, quedando así abierta la ruta hacia el Levante y en concreto a Valencia.

En Calatayud existió un gran núcleo de resistencia de los árabes y esto obligó a pelear con esfuerzos y peligros, que fueron muy sangrientos, ya que no hubo árabe que no perdiese la vida, libertad o la patria. La victoria fue tan prodigiosa que se atribuyó al divino socorro de San Jorge, y hacía él ha quedado la memoria y el agradecimiento de esta noble ciudad, que festeja al santo capitán como a su restaurador.

Con la reconquista de Calatayud y para los recién llegados aragoneses era evidente la necesidad de incrementar la presencia cristiana, por lo que el Rey concedió a la ciudad unos "Fueros" que eran un conjunto de privilegios y normas jurídicas locales que favorecieron la afluencia de pobladores del Norte. Ante la nueva situación Calatayud siguió manteniendo su hegemonía al constituirse la "Comunidad de Calatayud" que con diversas vicisitudes, persistió hasta el s. XIX. Durante la Baja Edad Media, Calatayud es la segunda ciudad de Aragón, celebrándose en ella las Cortes, en la iglesia de San Pedro de los francos.
A mediados del siglo XIX, Calatayud sería capital de su provincia, abarcando su territorio hasta la ciudad de Medinaceli.

"Como nota aclaratoria desde la Asociación nos hemos permitido una ligera licencia teatral al incluir el personaje de su Majestad la Reina Urraca, ya que esta nunca estuvo en Calatayud. Había fallecido en 1126 en el Castillo de Saldaña (Palencia). Pero nos pareció apropiado que fuese su fantasma, el que representase el paso entre nuestra época y el siglo XII, licencia teatral que esperamos todos sepan aceptar y tomar como lo que es una simple representación teatral."

Información más detallada para leer o descargar:

- Islamización de Calatayud
- Historia Musulmana y Fortificaciones
- Los Almorávides (1090-1145)
- El Fin del Gobierno Árabe en Calatayud,Siglo XI-XII
- Los Judíos en Calatayud, en la Baja Edad Media

- Economía y Sociedad en Calatayud en el Siglo XII
- La Lengua
- La Ilicia Aragonesa - Indumentaria -
- Las Cruzadas
- Órdenes Militares en Calatayud (1119-1134) - Las Alfonsadas -

- Origen de la Ayuda Externa a Aragón
- La Reconquista de Calatayud
- La Batalla de Cutanda
- Campaña del Rey en el Sur Penínsular
- Alfonso I, Artífice de la Corona de Aragón

- Titulos de los Nobles
- Personajes Históricos

Diseño por Espacio Creativo
Colaborador de las Alfonsadas
Gobierno de Aragón Turismo de Aragón